Mavrick
3 STORIES
Si hubiera que elegir dos viajes que marcaron su vida serían: 1.- Orlando, Florida, por Disney. 2.- Wisconsin, porque ahí se casó. Ahora, vive entre Oshkosh y Durango, donde comparte casa con dos perros, Toby y Niki (como Lauda), y tres gatos, Ocho, Viernes y Lunes. Toda la pasión que no encontró al fondo de las botellas de Jack Daniel's, la encontró en el disgusto que le provocan los gustos populares. Ávido proponente del "en mi época...". Le resulta más fácil escribir en inglés que en español, yet here we are. Justo cuando pensaba que todo lo que se necesita para ser buen escritor es dejar su esquizofrenia volar, se enteró que Poe era alérgico al alcohol y Conan Doyle creía en los médiums. Y al final, nadie es lo que uno cree. Cada día más excéntrico y menos lógico, sociópata por diagnóstico, infantil por decisión propia.